A Orusco de Tajuña le importa un tomate

 In Fademur

Hubo un tiempo en el que la localidad madrileña de Orusco de Tajuña, y su área de la comarca de las Vegas, recibía el sobrenombre de ‘La costa del tomate’. Ahora, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur) se ha propuesto recuperar la variedad autóctona, por el valor y calidad del tomate, y porque de esta manera esperan lograr los objetivos de la organización: combatir el desempleo de las mujeres en el rural, promover el consumo de proximidad y, en conjunto, fortalecer la economía de este medio.

 

Durante las fiestas patronales de Orusco de Tajuña, Fademur dio el primer paso para recuperar la variedad autóctona de tomate. Lo hizo organizando, junto con el Ayuntamiento y el resto de tejido asociaciocitivo de Orusco, la Feria del Tomate. Y es que “no hay mejor manera de reconocer este producto que colocándolo como estrella del acto más importante del año en la localidad”, han dicho desde Fademur. Lo celebraron con venta de tomtates, por supuesto, pero también concursos de variedades de esta hortaliza así como de platos elaborados con este producto y una cata gratuita de los mismos.

Pero la organización de mujeres rurales fue mucho más allá y aprovechó la jornada para desarrollar un intenso programa que fue desde el tomate hasta las abejas. Además de tomates, el público pudo adquirir productos artesanales de todo tipo gracias a la feria de artesanía. También talleres, conferencias, una zona de restauración con foodtruck, premios y DJs.

REFORZAR LA ECONOMIA DE LAS MUJERES RURALES Y SUS PUEBLOS

Esta feria entra dentro del programa nacional de Fademur para reforzar la economía de las mujeres rurales y, con ella, la de sus pueblos que está desarrollando en seis comunidades autónomas bajo el nombre de ‘REDMUR: Red de emprendimiento e inserción sociolaboral para la diversificación de actividades sostenibles en el medio rural’, puesto en marcha con la colaboración del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Así, además de dar a conocer el proyecto de recuperación del tomate autóctono en el que trabaja Orusco de Tajuña, Fademur persigue la inserción sociolaboral de mujeres desempleadas formándolas en el cultivo de hortalizas, incluso ampliándolo hasta la fase de transformación “para otorgar a este producto un valor añadido que beneficie todavía más a esta comunidad rural del sureste madrileño”.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacta con nosotras

Contacta con nosotras.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Entrevista del Consejo de la Juventud de España a Teresa López.Alumnas del curso Calamonte durante una de las clases